abril 02, 2008

Melancolía



La investidura de mis lágrimas pende sobre el abismo

cuando de mis labios cuelgan mortajas

telarañas con habitantes frecuentes

dueños

volviendo a casa

el cuarto oscuro y la pesadez de mis noches

que llegan con su soledad

traída de contrabando

el cuarto muerto y la nulidad de mis días

el miedo paraliza

y la tristeza embrutece

el sadismo de mis manos

que obran por matar

a la impotencia de mi sangre

que bulle frenética

por una

bocanada de aire

Paradójica fantasía de un cuento cruento

con final definitivo

sin posible continuación

sin probable desviación

la guillotina de una vena

de una poesía

de un verso

que por alguna razón quedará incompleto

Imagen:
Igor Amelkovich - Girl face to wall

8 dijeron algo al respecto:

peyote dijo...

al verse, lo que muere, en los versos, que nutren de nueva piel, los estallidos de la gracia y los suelos del vacioi.
Se muerde una parte eterna.


saludos.

Pao dijo...

Qué buen escrito!
No le quito nada, ni le aumento nada.
Excelente!!!

Edson H. dijo...

Siempre queda incompleto. Por alguna razón, las ventanas no dejan ver con claridad todo lo que hay afuera. Estaba un poco bajoneado y ahora después de leerte, estoy ya totalmente por el suelo.

Albanella dijo...

Peyote: Los suelos del vacío son pisados por una nueva vida, la añoranza.

Pao: =)

Edson: Creo que uno mismo queda incompleto.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Cuando un cuento termina, otro nuevo comienza. Las heridas cicatrizan, y la melancolía, aunque sea por un pequeño instante desaparece para dar paso a las felicidades.

Un abrazo, querida Nella.

Albanella dijo...

Vania: Si, sé que el tiempo pasa, sólo que mientras avanza, las cosas ocurren.

Camille Stein dijo...

preciosos tus trazos de melancolía...

un saludo.

Albanella dijo...

Camile: Gracias pero lástima que sean sólo eso, trazos..