octubre 13, 2008

Final(es)

I.

Y enredas la soga

en huida impertérrita

denodado por tus tiempos

asustado por tus prisas

incipientes sobre el cieno

del pantano

bajo el suelo


La impregnas de desvelo

y ordenas al cielo

triturar tus venas

mascullar tus penas

con la sombra de una

con tu figura cierta

con tu cabeza yerta

II.

Aquella brisa desde lejos aboga

como cada tarde aciaga

como cierta noche muerta

de estrategias fallidas

en el primer intento


Y ahora

forrado en cemento

dejas salir el peso del aire

un suspiro de infinitud en gemidos

desconocidos

con tu nombre rubricado

en la espalda del tiempo

cuando al fin le viste la cara

de tenaz perseguidor

de cuento


III.

Mientras miento a tu silencio

de palabras respiradas

habitadas por fantasmas

le asomarán sus tropas,

apartarán las ansias de tu boca,

atacarán las anclas de tu barco,

atracarán en la ciénaga del arco

e irán remando hacia tu orilla


IV.

Trastabillas, vacilas, tropiezas

sin muletas,

digamos,

porqués

con el párpado arrancando instantes

con la boca absorbida en decante

la intemperie gris de tus vahídos

de humor viejo

sincolor

presente


Línea verde

cruzando el símbolo

bolsa

sombra

de soledad

multiplicada

conjurada

derrumbada

queda

derrotado el mudo

ronroneo de tus ojos

ante la curva desnuda

de tus dedos

ante la naturaleza indómita

de un

pedazo de lata

Imagen:

Yanina Boldireva


4 dijeron algo al respecto:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Insomne dijo...

Dios! puede haber peor final..
que la certidumbre de saber
que eso es cuanto queda...
y cuanto es.. del ser..

una simple muesca en mármol
en una pared..

y un recuerdo triste por la perdida en la tez..

de cuantos te quisieron y de
cuantas te amaron ayer..

Puede existir principio mas cruel..
que saber que nada es eterno..
y que has de perecer..
y que se pierda en el invierno de tus dias lo que fuiste, lo eres y lo que serás alguna vez..

Me revolvió tripas.. en el buen sentido.. gracias mujer.

Dédalus dijo...

Entiendo ese silencio de palabras fantasmales, hechas aliento, a las que mientes cuando te acercas...

Un beso, Albanella.

Albanella dijo...

Insomne: Al fin y al cabo, ese solo fue un cambio del carácter de protagonismo del final.
Que haya sido una buena revuelta :)

Dédalus: Por eso, las que escribí no están muertas, ni tienen fantasmas... son desde el recodo de vida que aún me habita.